Terapia de arte para promover la creatividad en la empresa

"El arte es la proyección sobre el mundo que rodea al hombre con una fuerte imagen mental que colorea la realidad antes de que se forme, la transforme y la recrea". (Clottes, 2013)

 

CONTENIDO 

El entorno empresarial actual crea un entorno de tensión donde los empleados pasan de 10 a 12 horas inmersos en el procesamiento informal, la toma de decisiones y la gestión de crisis. La mente debe estar en equilibrio para realizar correctamente las tareas asignadas. Este es, sin duda, un problema creciente en las organizaciones. Según una encuesta realizada por Bussinesweek, el 60% de los trabajadores en los EE. UU. Atribuyen el fenómeno del estrés laboral a la falta de tiempo para pensar y administrar su laboratorio.

 

El estrés es un estado dinámico en el que un individuo se enfrenta a una oportunidad, demanda o recurso relacionado con los deseos del individuo y cuyo resultado se percibe como inseguro e importante. (Robbins & Judge, 2009).

 

Se pueden distinguir dos tipos de estrés: desafío, que se refiere a la carga de trabajo y la urgencia de terminarlo; y un obstáculo que implica una posición alejada de los objetivos de la organización, como puede suceder cuando un examen no está acreditado (Regueiro y León, 2003).

 

 El modelo de causa y efecto del estrés industrial, que a menudo pasa desapercibido o es inherente al empleado, pero tiene causas y consecuencias muy comunes que pueden influir en el desarrollo y el logro de los objetivos comerciales.

 

Contribuir a esta tecnología dentro de la organización es un proceso cognitivo que permite a los empleados mejorar sus oportunidades de trabajo grupal en el negocio diario. Edith Kramer ha tenido esto en cuenta en esta área. Al participar en el proceso de creación de arte a través de la poesía, la música o la pintura, surgió la oportunidad de externalizar, reexperimentar y disolver sentimientos contradictorios (Sánchez Pizarro, 2011).

 

El arte también le da al empleado la capacidad de relacionar armonía y significado estético con formas de vida equilibradas y tareas de desarrollo. Como resultado, la compañía gana una fuerza laboral más calificada, segura y creativa que es fundamental para el mundo de los negocios. Otra ventaja de la terapia de arte en la empresa es el bajo costo, ya que los materiales son bastante asequibles.

 

A través de la experiencia de la terapia artística, el individuo finalmente alcanza una mayor conciencia de sí mismo como un ser integral: cuerpo, conciencia, emociones y mente, gracias a la transformación de las experiencias artísticas a nivel personal y grupal para explorar nuevos lenguajes como el cuerpo y el arte. juguetón (más grande, 2010).

 

La gestión del conocimiento dentro de la organización requiere el uso de herramientas para capacitar a las personas de manera integral para lograr un valor mutuo que se traduzca en bienestar personal y mayores beneficios económicos.

 

 

CONCLUSION 

Las corrientes filosóficas actuales del arte sugieren que cualquier expresión artística se puede crear sin que se fortalezca ningún tipo de narrativa, es decir, el arte no necesariamente puede habitar en el espacio de un museo, sino emerger en la intimidad de la vida cotidiana (Danto, 2010), Esta perspectiva refuerza la visión de la terapia del arte, que está comenzando a ganar importancia, especialmente en la Unión Americana, donde existe una asociación para investigar y sistematizar el tema. Esta terapia es una herramienta empresarial emergente con fundamentos psicológicos importantes, pero requiere métodos que permitan determinar las necesidades, las variables personales, las variables del entorno y la forma de interacción dentro de las organizaciones, para la creatividad promedio de apreciación. y la expresión del art.

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

Clottes, J. (2013). Arte y espiritualidad: orígenes y límites. Puntos de iniciativa, Revue de la Grande Loge de France (168), 63-73.

 

Danto, A. (2010). Después del final del art. Paidos Ibérica.

 

Grosser, V.H. (2010). La terapia del arte como instrumento central en la empresa. Obtenido de consultores de Crisalida: www.crisalidaconsultores.cl

 

Lopéz Romero, B. (2004). Terapia de arte, otra forma de curar. Educación y el futuro: Revista de Investigación Aplicada y Experiencias Educativas (10), 101-110.

 

Regueiro, R. y Leon, O. (2003). Estrés en las decisiones cotidianas. Psicothema, 15 (4), 533 - 538a

 

Rivas Tovar, L.A. (2011). Las nueve habilidades de un investigador.

Investigación administrativa, 40 (108), 34-55.

 

Robbins, S. y Judge, T. (2009). Comportamiento organizacional (13ª ed.). México DF: Entrenamiento Pearson.

 

Sánchez Pizarro, M.C. (2011).